sábado, 24 de mayo de 2008

Grito!

Cuando en la noche te encuentre
y pase a tu lado
sin atreverme a mirar tus ojos
en un acto desesperado de cobardia o de coraje,
no olvides que te regalé mis noches,
mis ojos
y mis caricias
como una despedida eterna,
no olvides que fui tuya
como un regalo olvidado en el armario
que un día encontraste tarde y sin emoción te lo quedaste.

y si en la madrugada te encuentras con mi olor
y llegaras a confundirlo con el tuyo
e irreparablemente desees escucharme
a traves de nuestros kilometros de soledades compartidas,
recuerda que equivocadamente intenté
que mis besos fueran raices
y mis palabras redes que no consiguieron mantenerte
junto a los latidos de mi agonizante corazón.